Pasa la Charola en “Cachitos”, igual que lo hizo Salinas. El Poder Absoluto

No se puede negar que Andrés Manuel continúa teniendo aceptación. El pueblo tiene esperanzas en la 4ta Transformación; sin embargo, hay que considerar que la aprobación de febrero de 2019 era de un 67.1%, y en enero de 2020 se registró un 57.6% -en Guanajuato tuvo la más baja aceptación al registrar un 42%- de acuerdo a la encuesta presentada por Mitofsky, el 13 de febrero de 2020, lo que representa una caída de casi 10 puntos.

 

A pesar de los programas para el bienestar, jóvenes construyendo el futuro, becas para el bienestar y apoyos a adultos mayores, al mandatario nacional le ha restado credibilidad la cancelación del aeropuerto de Texcoco, la falta de medicinas en los centros de salud y la eliminación de los apoyos a las estancias infantiles.

 

Sin embargo, eso no importará, pues Andrés Manuel López Obrador tiene pleno conocimiento del poder presidencial y que debe ejercerlo para poder consolidar la 4ta transformación; así que no importa que el “pueblo sabio” sea consciente de que no se rifará el avión, lo importante es que el poder le da la posibilidad de someter a los “empresarios” al obligarlos a comprar “cachitos” de un avión inexistente.

 

A decir del mismo mandatario se logró que 75 empresarios compraran “cachitos” por 1,500 millones de pesos. Lo que nos lleva a considerar que el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente ya que los lleva a admitir que una sola persona pueda decidir el destino de la nación.

 

Lo lamentable es que la nación ha sido botín de unas cuantas personas y continuará por ese camino mientras que se continué encubriendo en “cachitos” la prevalencia de los donadores de los 1,500 millones de pesos.

 

Los “empresarios” sometidos se han construido en los regímenes priistas y hoy se mantienen en el ámbito empresarial en Morena y en la 4ta Transformación, por el poder de AMLO que este ejerce al viejo estilo priista.

 

Por todo lo anterior nos preguntamos, ¿Dónde está el cambio prometido por AMLO?, al final requiere de los empresarios para que le compren “cachitos” y, por lo tanto, estos empresarios, producto del sistema político mexicano de la era priista, se arrodillan para poder mantener sus privilegios, ¿Dónde está el “no somos los mismos”?

 

Por ello, sin lugar a dudas el pueblo sabio comenzará a observar que se cambió el partido, pero no cambió el viejo sistema, puesto que el poder se ejerce desde palacio nacional y la riqueza continúa siendo de unos cuantos, beneficiados por los mismos regímenes, únicamente que hoy no son del tricolor, sino de morena o, más concretamente de AMLO.

 

Basta recordar que también Carlos Salinas de Gortari “paso la charola” en 1994 para “intercambiar favores” señala Denise Dresser, y hoy Andrés Manuel López Obrador también pasa la Charola a los empresarios para la venta de “cachitos” de un avión que no se rifará. Luego entonces porque AMLO insiste en que “no somos iguales”, será ¿que son idénticos o los mismos?

No. 283

No. 283

© 2014 Design by Inmersion Creativa

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

  •