La izquierda y la derecha o, si usted lo prefiere, el gobierno federal con sus programas populistas electoreros y la Cámara de Diputados Guanajuatenses siguen el mismo camino populista y electorero, este último destinándose $ 138 mil 800 pesos para “apoyar” -regalar despensas- a los afectados por el COVID 19 en cada uno de los 36 distritos, pero en contrapartida con un presupuesto público de más de 696 millones de pesos.

 

Existe alguna diferencia entre los diputados panistas de Guanajuato y las políticas económicas emprendidas por Andrés Manuel López Obrador y sus programas del bienestar social -becas a estudiantes, construyendo el futuro, apoyo a adultos mayores-, unos ubicados en la derecha y los otros en la izquierda, pero uno y otro utilizando recursos públicos para su beneficio personal y la de sus “carreras políticas”.

 

Resulta paradójico que el diario británico Financial Times haga un llamado a los partidos de oposición y a los empresarios para que rechacen los proyectos “faraónicos” de la Refinería en Dos Bocas, el Tren Maya, el Tren Transpeninsular y el aeropuerto en Santa Lucia, sobre todo porque los partidos de oposición no han asumido el papel social que les oferta los problemas que enfrenta el País.

 

El partido oficial de Morena y los partidos de oposición se olvidan de la solidaridad y la subsidiaridad que tienden a él bien común y establecen “apoyos” con recursos públicos “para los 36 distritos” que les permite la entrega de despensas u otros insumos para que los ciudadanos de bajos recursos sorteen la crisis económica, el desempleo, generados por el COVID 19; esto es populismo electorero.

 

No se puede entender la “generosidad” de los 36 diputados cuando se asignaron para ejercer fiscal 2020, $ 696 millones 581 mil 958 pesos, y un sueldos por $ 195 mil 611 pesos, así como apoyos por más de 126 mil 179 pesos para sus “casas de atención ciudadana” -las cuales no se encuentran por ningún lado, han desaparecido-, gasolina, viáticos y demás, pero además y a raíz de la pandemia del COVID 19 se establezcan otros 138 mil 800 pesos para atende a sus distritos; esto, además de carecer de moral, es literalmente populismo electorero.

 

Es innegable que se requieren instituciones que den certeza en los electoral, pero hay que reiterar lo señalado en la pasada edición de Angulo Político: “Hay mucho dinero para mantener a los políticos, pues el Instituto Electoral del Estado de Guanajuato ejerce en este año 2020 $412 millones 135 mil 974 pesos con 82 centavos, de los cuales se destina al financiamiento de los partidos políticos la cantidad de $155 millones 991 mil 217 pesos con 79 centavos. Todos los partidos políticos reciben su “financiamiento” con lo que sostienen la alta burocracia política del PAN, PRI, PRD, MORENA, MC, PVEM y Nueva Alianza”.

 

Por otra parte, el delegado de Morena, Mauricio Hernández Núñez anuncia que el gobierno federal ha destinado apoyo a 364 mil 093 adultos mayores y a 30 mil 85 personas discapacitadas en esta época de pandemia. El total de los dos apoyos suman dos mil 88 millones de pesos, pero para impulsa la construcción de la refinería Dos Bocas se destinaron para este año 41,300 millones de pesos.

 

Tanto en la izquierda como en la derecha se muestra la falta de una política solidaria y subsidiaria, alejada del bien común y, por el contrario, una sociedad abandonada; de ahí que no se entienda, desde la perspectiva de la sociedad, la petición del diario británico Financial Times, al pedir la intervención de los partidos políticos para frenar las políticas populistas electoreras de AMLO.

 

Al menos, en Guanajuato, se requiere un cambio en la política o el establecimiento de un partido político que responsa a la solución de los problemas de la sociedad aplicando los principios de solidaridad y subsidiaridad; así como empresas socialmente responsables.

Widget is loading comments...

No. 297

No. 297

© 2014 Design by Inmersion Creativa

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

  •