Ira Palaciega

El final de la contienda electoral 2021 se torna peligrosa, pero lo peor vendrá después del 6 de junio cuando los resultados muestren el triunfo de la “oposición” o de la 4ta Transformación: El primero será peligroso porque aflorará la ira del inquilino de palacio nacional -lo de “voto por voto, casilla por casilla” será lo mínimo que se puede esperar-; y, en el caso de que gane Morena con sus partidos satélites, se impulsarán cambios tendientes a la centralización del poder y a la instalación de autocracia.

 

La tragedia de la Línea 12 del metro desató los demonios palaciegos, pues no se puede culpar a los neoliberales, adversarios, intelectuales orgánicos, fifís o mafias del poder.

 

Amenazado el proyecto de la 4T por la tragedia de la Línea Dorada, el mandatario emprende una serie de estrategias para desviar la atención:

 

-“¡Denunciar!” la intervención de Estados Unidos al financiar a la organización civil Mexicanos Contra la Corrupción y la impunidad -no señala los apoyos de E.U. a diversos programas de su gobierno-;

-“¡Denunciar!” la participación del Diego Fernández de Cevallos en ilícitos para la devolución fiscal de una empresa refresquera;  Diego lo niega y pide un encuentro frente a frente con el mandatario en Palacio Nacional, pero AMLO dice, pues si no, que lo diga.

 

-“¡Denunciar!” la ilegal entrega de la “tarjeta rosa” –“por compra y coacción del voto”- y ´pide a la FGR sea investigado el candidato del PRI-PRD, Adrián de la Garza; el INE señala que no es delito, pero AMLO mantiene su narrativa y cuando le dicen que también Morena hace ofrecimiento de esta naturaleza señala “no somos lo mismo, pero que a todos se investigue”.

 

-“¡Denunciar!” ante la FGR al candidato de MC por Nuevo León, Samuel García, por recibir aportaciones “de forma ilegal” y “con fines electorales”.

 

-“¡Denunciar!” que el Instituto Nacional Electoral está al servicio de la “mafia en el poder”, por lo que AMLO asegura que exonera las violaciones electorales de los partidos de oposición. Contrario a las disposiciones de no intervención de los gobiernos en los procesos electorales, el admite que “mete las manos como ciudadano”.

 

Dentro de este marco se registra el asesinato de candidatos a diversos cargos de elección popular; el más notable es el candidato de M.C. a la Presidencia Municipal de Cajeme en el Estado de Sonora, Abel Murrieta Gutiérrez; destacado por ser el abogado de la familia LeBaron y haber sido procurador de Justicia.

 

La ira palaciega se incrementa reflejando en sus mañaneras todas las contradicciones, pero mantiene la narrativa “no somos lo mismo” y admite que intervendrá en el proceso electoral. Más polarización por la violencia verbal.

 

Mientras que los aludidos en la mañaneras lanzan denuncias mediáticas y algunas en el extranjero, asegurando que se encuentra en riesgo la democracia. Frente a este escenario se espera que la ira del mandatario se incremente después del 6 de junio con graves consecuencias políticas, sociales y económicas para los mexicanos.

No. 348

No. 348

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2014 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD