Ya salió otra aspirante a la gubernatura del Estado de Guanajuato, la cual se había descartada por su enfermedad. Alejandra Noemi “La Wera” Reynoso Sánchez quien dice “me gustaría ser…”, a esto póngale signos de admiración, pues carece de fuerza, determinación, consistencia y acción en el campo, en propuestas de gobierno y programas para el fortalecimiento económico-social del Estado de Guanajuato. Es decir, no se le ve recorriendo el Estado presentando propuestas viables para bien de los guanajuatenses, no se le ve “conectada” con la sociedad.

 

El tener cargos legislativos y de servicio público o “experie ncia” debe ir acompañado de una propuesta clara de gobierno; sin embargo “La Wera” Reynoso ni siquiera define que reglas políticas son mejores para la elección de candidatos en el blanquiazul y prefiere “esperar a que se pongan las reglas de juego”.

 

Más claro, ni siquiera pide que el candidato a la gubernatura del estado se de a través de una elección democrática al interior del partido, sino que espera “a que se pongan las reglas del juego” y considera una posible “alianza” -misma que ya mostró ser inútil- lo que definirá al candidato.

 

Dice querer ser gobernadora, pero la pegunta es ¿cuál es su propuesta de gobierno? y ¿Cómo enfrentará los retos del Estado?, ¿Cuál es su oferta para que en Guanajuato se dé un desarrollo económico más justo, educativo, de salud y empleo?

 

Es clara la postura de Libia Dennise García Muñoz Ledo, otra de las aspirantes a la gubernatura del Estado; lo mostró al otorgar los matrimonios igualitarios y la complacencia con los grupos LGBETTTIQ -lesbianas, gay, bisexuales, transgénero, trasvesti, transexuales, intersexuales, queer-. Aquí sí se sabe con quién juega y a quien representa.

 

No se tiene duda sobre su tendencia “progre” puesta de moda por la ONU y el grupo de Sao Paulo, impulsado en México por ideólogos de la 4T. Libia muestra un pobre cocimiento sobre las bases o demandas sociales que hicieron del PAN en Guanajuato un partido ganador.

 

Lamentable es la postura de Alejandra Gutiérrez Campos al poner dentro de las prioridades de León la protección de los perros, aunque se reconoce que es un problema de salud, pero existen otros problemas que no se ha resuelto y cada día se agudizan.

 

 Además de la seguridad debe considerar los graves problemas viales empeorado por la colocación de semáforos en donde no se necesita y a cada cien metros en algunos casos, lo que genera caos vial y el descontento de la ciudadanía por la falta de un trasporte público eficiente.

 

 Tampoco el candidato oficial, J. Jesús Oviedo Herrera ha expuesto propuestas para el desarrollo social; sin embargo implementa, igual que la 4T, programas sociales para la atracción de votos -calentadores solares y otros apoyos sociales- que le permitirán al blanquiazul refrendar el triunfo en 2024.

 

Finalmente, el “cachorro” de la “cofradía arcoíris” Aldo Iván Márquez Becerra busca su proyección a través de las redes sociales e impulsa propuestas legislativas. Los cortes de listón y eventos políticos son aprovechados para impulsar su imagen al 2024.

 

La ventaja del “cachorro de la cofradía arcoíris” se encuentra en la estructura que dejo Ricardo Torres Origel, el torresorigelismo que trasmuto a la “cofradía arcoíris” manejada por Miguel Márquez Márquez y Juan Carlos Alcántara Montoya “El Charly”, lo que le perite contar con una base para la promoción política. Aquí habría que hacer un paréntesis para decir que el 3M ya se prepara para una curul pluri en el Senado en 2024, así lo puso sobre la mesa en la reunión de exgobernadores.

 

Pero regresando al tema, a “La Wera” Reynoso le falta presentar una propuesta ciudadana que contemple, tanto el desarrollo del estado y la solución a las demandas sociales para evitar que la “ola morena” inunde la entidad que repudio a Andrés Manuel López Obrador en 2018.

 

Tomando en cuenta los resultados electorales a las gubernaturas del pasado 5 de junio en las que el PAN y la alianza “Va por México” mostró nula conexión con los ciudadanos, los aspirantes al gobierno de Guanajuato, lejos de ser “progre”, deben ofertar una política social que atienda la pobreza, la seguridad, el desarrollo económico del Estado, destacando el impulso a la educativo que de sustentabilidad, pero sobre todo que se involucre a la sociedad.

 

Tomemos en cuenta que la sociedad ha sido marginada por lo políticos, de derecha e izquierda, en políticas públicas lo político, lo que ha dado como resultado leyes que beneficia a los poderosos. Hay que señalar que los sueldos de los legisladores, ellos y no sus patrones -los ciudadanos- son los que determinan su pago.

 

Por ello, “La Wera” debe iniciar, no por considerar una alianza, sino por el fortalecimiento de la democracia y una propuesta en la que se tome en cuenta a la sociedad, o si se quiere, que su gobierne considere los elementos fundamentales para el crecimiento de Guanajuato que permitan sentar las bases para una sociedad más justa, de lo contario su declaración sobre “quiero ser gobernadora” no dejara de ser una “miopía política” o una entrevista “banquetera”.

Widget is loading comments...

No. 412

No. 412

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2014 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD