En la semana anterior se registraron hechos que muestran cómo se “mueven” las candidatas azules a la Gubernatura de Guanajuato, Libia Dennise García Muñoz Ledo y Alejandra Gutiérrez Campos.

 

Están igual  una y otra, guardan las apariencias e igual se presentan a un evento de carácter religioso y, al mismo tiempo, se muestran como defensoras de feministas o de defensoras del derecho de género, matrimonios igualitarios o LGBT; siguiendo los programas de la ONU y del Grupo Sao Paulo.

 

En este mismo sentido en los medios de comunicación “dictan” el comportamiento social, igual se pronuncian a favor del aborto y son defensores de los toros en la tauromaquia.

 

De manera irracional se pronuncian a favor del asesinato de bebés en el vientre de la madre, aludiendo “respeto al cuerpo de la mujer” y, al mismo tiempo, muestran “humanismo” por los toros de lidia y los gallos de pelea.

 

También se escandalizan porque Libia Dennise García Muños Ledo y Alejandra Gutiérrez Campos asisten al “Foro Libertad Religiosa” fundamentadas en la laicidad del Estado.

 

Si bien asisten en calidad del cargo público que ostentan, no deja de considerarse el hecho de que mueven al sector religiosa para su futuro próximo, para el 2024; eso no impide que a través de las dependencias a su cargo apoyen a feministas o grupos GLBT, pues se consideran funcionarios “cool”, o “progre” conforme a los dictados de la ONU y del Grupo Sao Paulo.

 

Pero dejemos de largo la falsedad de las aspirantes a la gubernatura del Estado al 2024 y consideremos ¿Qué será más criminal? Destazar a un bebé indefenso en el vientre de la madre, tomar pastillas abortivas que generen el sangrado para dar muerte al bebé o las fiestas de toros en los que al menos estos animales tienen una chance de vivir, pero el feto no tiene ninguna oportunidad.

 

En relación al aborto se alega el derecho a la mujer, pero ¿cuál es el derecho del bebé? Si bien existen casos en los que una mujer es violada y no desea al bebé, se deben considerar otras opciones para no cometer otro delito. Es decir, a un delito se agregue el asesinato.

Esto realmente no lo entienden quienes, siguiendo los programas de la ONU, alegando la necesidad de reducir la población, mismos programas que están plasmados en los programas del Grupo Sao Paulo o Grupo Puebla que promueven desde el aborto, la unión de personas del mismo sexo y al mismo tiempo se dicen católicos al asistir a eventos para la promoción de su imagen pública.

 

Podemos encontrar a políticos promoviendo al mismo tiempo, en instituciones culturales, la unión de personas del mismo sexo o dando apertura a feministas -no consideran que todas las personas, seamos hombres o mujeres somos iguales-.

 

Ambas, tanto libia Dennise García Muchos Ledo, como Alejandra Gutiérrez Campos, buscan abanderar al PAN -institución que ha perdido el rumbo democrático marcado por los fundadores- en las elecciones a gobernador en 2024, a través de la designación del “dedo consagrado”.

 

Al igual que en los medios de comunicación encontramos estas grandes contradicciones. Por una parte, promueven los programas “progres” de la ONU y el Grupo de Sao Paulo y, al mismo tiempo, asisten a eventos de carácter religioso para contar con el voto de los católicos, Iglesia católica que está en contra del aborto pero que al mismo tiempo respeta a las personas con preferencias sexuales distintas, pero eso no significa que tengan derechos al matrimonio, sacramento que se otorga para la procreación.

 

En el caso de Alejandra Gutiérrez Campos puede defender a los perros e integrar a feministas en la casa de la cultura; pero tanto Ale como Libia participan en grupos “progres”, sea LGBET  y otorgan puestos en la función pública para que no se les considere “retrógradas” por organismos como la ONU o el Grupo Sao Paulo, esa es la triste realidad de quienes buscan gobernar a los guanajuatenses.

 

Pero, al parecer, y siguiendo con la “democracia” panista que se sustenta en el “dedo consagrado”, el gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, parece decir que de “Ale a Libia, es mejor J. Jesús Oviedo Herrera”. Falta que el jefe de la “cofradía arcoíris” muestre su preferencia.

Widget is loading comments...

No. 407

No. 407

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2014 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD