El debate de las últimas dos semanas sobre las iniciativas del Ejecutivo sobre la reforma eléctrica y la miscelánea fiscal permite confrontar la narrativa electoral articulada desde la Presidencia y dirigida a generar votos y por el otro lado permite describir una narrativa de opositores extraviados.

 

López Obrador es el único Presidente de la era moderna que ha escrito 18 libros, en los cuales su pensamiento ha sido consistente y su narrativa de las mañaneras son repetición de lo mismo.

 

Para López Obrador se trata de un enfrentamiento de 38 años entre dos corrientes del viejo sistema: los neoliberales, porfiristas, tecnócratas, salinistas y hay que destruir todo lo que hicieron y la suya, los herederos del cardenismo y del nacionalismo revolucionario, que buscan una revancha histórica, imponer un proyecto ideológico.

 

Por eso la mayoría de los mexicanos no encuentra su lugar en esa confrontación, porque ninguno los representa.

 

LA NARRATIVA ANDRESIANA

La permanente narrativa de Andrés Manuel López Obrador es una mescolanza que tiene como eje principal la complicidad sobre abusos y corrupción de quienes define como sus adversarios, con eso desacredita e inhibe cualquier acusación en su contra y, a la vez, se asume como la única alternativa, mesiánica, capaz de sacar al país adelante. El punto fundamental es que la realidad le da la razón en gran medida. Un día y otro también exhibe las grandes cantidades de dinero generadas en la complicidad entre sus adversarios políticos y factores de poder económico.

 

Veamos solo algunos puntos que ha abordado en estas dos semanas:

• Hasta hace poco el gobierno estaba tomado por un grupo que se sentían los dueños de México, una oligarquía que se creó cuando Salinas de Gortari. Salinas creó a un grupo compacto para dominar México a partir de que entregó los bienes del pueblo y de la nación a sus allegados.

 

• Exhibe la condonación de impuestos que los grandes empresarios gozaron durante los sexenios de Calderón y Peña Nieto que suman 366 mil millones de pesos.

 

• Entonces, como ellos abusaron durante el periodo neoliberal, no pagaban impuestos… Un Oxxo paga por la luz, un Oxxo paga de luz tres veces menos que lo que paga una tienda de abarrotes en Mérida, por eso los abarroteros tienen que desconectar sus refrigeradores, porque tienen que pagar mucha luz. Vayan a Oxxo y van a ver, aunque sea de noche es como si fuese de día, porque tienen subsidio.

 

• Luego, la corrupción. ¿Qué fue lo que acabó con los gobiernos estatales? Que por hacer negocio les autorizaban obras financiadas por empresas mediante un sistema que crearon, que se llama asociación pública-privada. Este hospital de Ticul es una asociación pública-privada. Nos costó trabajo, porque se quedaron con la prepotencia. Son de la familia de los dueños de Bimbo, para que tengan una idea.

 

• Entonces, un hospital que puede construir el estado en 500 millones lo tenían que pagar en cinco mil millones, aunque les parezca increíble. Y yo cuando hablo es porque tengo pruebas. Cuando fui jefe de Gobierno en la Ciudad de México construimos un hospital de 120 camas, ahí está en Iztapalapa, ‘Belisario Domínguez’, 350 millones de pesos; al poco tiempo hicieron mediante este sistema un hospital en Zumpango, en el Estado de México, cinco mil millones. Claro, ¿quién lo hizo? Pues este señor Hinojosa.

 

• ¿Quién hizo el otro hospital del Estado de México con esta fórmula de APP en Ixtapaluca? Jerónimo Gerard, cuñado de Salinas, cuñado del que fue secretario de Hacienda. Lo mismo, siete mil millones de pesos.

 

• Miren el absurdo, nada más por la fantochería… Ya se iba Calderón, ya estaba Peña de Presidente electo, y compra un avión. No entra aquí ese avión en este hangar porque es 25 metros de ancho por 75 de largo, no entra. Y resulta que ese avión para que sea rentable necesita volar cinco horas en promedio. No funciona o no debe de usarse para ir de la Ciudad de México a Oaxaca, ni de la Ciudad de México a Mérida, porque en Oaxaca apenas se está levantándose y ya tiene que empezar a descender, tiene que tener un promedio de cinco horas.

 

• Entonces, es un avión para ir a Europa en 10 horas sin recarga de combustible, pero no es para usarlo en el país, técnicamente. Entonces, se debieron comprar pues un jet, pequeño, pero con desplazamientos igual que el grande. ¡Ah, pero necesitaban tener un avión con oficinas y recámara, que en situación normal es para 240 pasajeros! Imagínense, 240 pasajeros.

 

• Te pongo otro ejemplo. El negocio, la transa más grande que iban a llevar a cabo: lo del aeropuerto de Texcoco. Lo tenían estimado en 300 mil millones, estimado, y se tenía que cerrar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y cerrar el aeropuerto militar de Santa Lucía. Ahora el nuevo aeropuerto ‘Felipe Ángeles’, 75 mil millones de los 300 mil que ellos tenían estimados, no se va a cerrar el aeropuerto actual de la Ciudad de México; ahí hay un ahorro de 225, como pagamos 100 mil a las empresas que ya habían conseguido contratos y demás, de todas maneras, tenemos un ahorro de 125 mil millones.

 

• ¿Cuánto nos va a costar el Tren Maya? Estimamos que 175 mil millones. Casi el Tren Maya se va a financiar con la decisión que tomamos de construir el aeropuerto en Santa Lucía y no continuar con el aeropuerto de Texcoco, que ahí está inundado, porque hasta eso, en sus afanes de corrupción escogieron el peor lugar que puede haber en el Valle de México para hacer un aeropuerto, en un lago. Pero todo por la corrupción; entonces, si no hay corrupción y si hay austeridad, alcanza.

 

• Y para rematar, la La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro fue a denunciar al Senado de la República que los límites a los beneficios fiscales por donativos sólo afectarían a una minoría que ha abusado del esquema, en particular a siete integrantes de una o dos familias que en los últimos años han deducido entre 170 y 340 millones de pesos, pero los recursos donados no los destinan a organizaciones filantrópicas, sino a sus propias fundaciones.

 

• Ofreció otro dato: esas asociaciones abusivas deducen más de lo que aportan y debido a ello, “en las deducciones fiscales de 2020 se inventaron 732 millones de pesos adicionales”.

 

• Puntualizó que de los 10 mil donantes registrados, únicamente unas 50 personas físicas, directores de fundaciones en su mayoría, verán afectados sus ingresos.

 

Es una narrativa que cuestiona la legitimidad, con huecos y que con base en ella se toman decisiones que afectan a miles de mexicanos, como en el caso de las donatarias que se modificarán las condiciones bajo las cuales las personas físicas pueden realizar deducciones de donativos.

 

Exige solidarizarse con los afectados, pero se vuelve imposible defender a quienes abusaron para mantener privilegios.

 

Y del otro lado, no hay una narrativa coherente, no hay respuestas ni propuestas. Hay comentarios sobre aspectos técnicos y legales.

 

En el primer aniversario de Sí Por México, Gustavo de Hoyos y Claudio X. González lo más que anunciaron fue la integración de una gran coalición con formaciones políticas “progresistas” para echar a Morena de Palacio Nacional en el 2024; anunciaron que crearán un movimiento Ciudadanos al Rescate Nacional (CIRENA), que será organizado durante 2021 con presencia en los 32 estados a finales de 2022 y que empezará a funcionar en 2023, un año antes de las elecciones.

 

Carece de identidad, de propuesta, se ciñe a un debate político y promete que formará una base social para disputar la Presidencia dentro de tres años.

 

Es un discurso extraviado.

Ahí se abre la oportunidad para que las auténticas organizaciones ciudadanas construyan y refuercen su base social y una narrativa que responda verdaderamente a forjar una alternativa de unidad y paz para el futuro del país.

 

Una propuesta no progresista, no social demócrata, ambas de izquierda light, sino una propuesta, una Alternativa Humanista Integra.

Widget is loading comments...

No. 375

No. 375

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2014 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD