Existe preocupación en las “dirigencias” panistas de Guanajuato a pesar de que las encuestas les favorecen; la preocupación parte de la pérdida de confianza de sus militantes, por la falta de democracia en la designación de los candidatos a diputados locales, federales, alcaldes, síndicos y regidores, todos ellos elegidos por dedazo; de ahí que la convocatoria a cuidar las casillas no tenga respuesta y la certeza de que el “Día D” no se cubrirán en su totalidad.

 

Están en juego 526 puestos de elección, y Acción Nacional lo hizo por “designación” olvidándose de la democracia, incluidas las diputaciones federales plurinominales de Román Cifuentes Negrete y Diana Estefanía Gutiérrez Valtierra.

 

Afortunadamente, para los “candidatos de AN”, no hay competencia política derivada del partido oficial, dada la lucha intestina entre los morenos puros y los morenos redimidos por el mesías tropical, destacando la caída del desplazado de las cortes palaciegas y candidato a la alcaldía de León, Ricardo Sheffield Padilla, agravada por la renuncia de miembros de la planilla, la reducción de los apoyos económicos y la nula participación de los “líderes” de Morena en el Estado.

 

Para los morenos puros el triunfo electoral en León no es su causa, por lo tanto, el pronóstico de un triunfo de Alejandra Gutiérrez Campos de tres a uno es muy posible, así como en las diputaciones locales y federales de la ciudad zapatera.

 

Pero hagamos un análisis de los diversos candidatos a diputados federales de Acción Nacional tomando en cuenta la importancia que tiene para el futuro nacional el control de la Cámara de Diputados por el gobierno federal o por la oposición, así como a los intereses que representan en el Estado de Guanajuato.

 

Por lo que corresponde a las plurinominales federales “amarradas” de Román Cifuentes Negarte y Diana Estefanía Gutiérrez Valtierra; el primero responde a los intereses de Miguel Márquez Márquez, jefe de la “cofradía Arcoíris”, y la segunda al gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

 

Berenice Montes Estrada, alcaldesa de Victoria va por el Distrito I, además de responder a los intereses de MMM está estrechamente ligada a los caciques del noroeste, los hermanos Villarreal García por la búsqueda de la gubernatura en 2024.

 

Por el II Distrito va Ricardo Villarreal García quien responde a los intereses de su hermano Luis Alberto Villarreal García y a los negocios de los bienes raíces, quien es conocido en lo nacional por poner de moda “los moches” en obras asignadas con recursos vía diputados federales y la fiesta con bailarinas de table dance en Puerto Vallarta.

 

Fernando Torres Graciano va por el III Distrito, quien como diputado federal sus resultados son una nulidad y ha mostrado que ni “lee” los acuerdos -existen hechos al respecto- y ha demostrado una gran incapacidad hasta para defender sus propios intereses, pues fue sometido por Miguel Márquez Márquez, algunos aseguran que fue amenazado para que desistiera de sus aspiraciones a la gubernatura del Estado.

 

Haciendo referencia a uno de sus dichos, Juan Carlos Romero Hicks, quien va por el IV Distrito en cinco velocidades, “lento, más lento, parado, en reversa y muerto”. Se esperaba más de él, pero no logra despegar como líder de Acción Nacional y muestra sumisión ante la falta de democracia de las dirigencias.

 

En cuanto a “la mosca” -así bautizado por su maestro de psicología- Ector Jaime Ramírez Barba es ladino, mostrando diversos comportamientos; cuando fue secretario de salud con Juan Carlos Romero Hicks fue juancarlista, cuando estuvo con Juan Manuel Oliva, fue olivista, hoy es markista o del grupo de los queretanos.

 

La ex regidora, Ana María Esquivel Arrona es conocida como medinista, pues Carlos Medina la impulsó en la política sin ser militante de Acción Nacional; Karen Michel González Márquez, busca la reelección, apoyada por el líder de los pueblos del rincón, MMM.

 

El ex alcalde salamantino Justino Eugenio Arriaga Rojas, a pesar de perder el octavo distrito fue diputado plurinominal y hoy compite en alianza con el PAN-PRI y PRD para lograr recuperar este distrito. Jorge Alberto Romero Vázquez es yerno del ex alcalde Jorge Estrada Palero,  por lo que responde a los intereses de su suegro.

 

Karla Alejandrina Lanuza Hernández es alcaldesa de Salvatierra, mientras que Jorge Arturo Espadas Galván, antes de lograr la diputación, registró pérdidas democráticas frente a líderes como Cuco Camarillo. Saraí Núñez Cerón pertenece al grupo panista celayense, Rocío Ambriz Arredondo a valle de Santiago, Esther Mandujano Tinajero y Itzel Josefina Balderas Hernández.

 

En su mayoría buscan la reelección por sus distritos o sus alcaldías buscando ser legisladores o legisladoras; pero podemos señalar que de acuerdo a los grupos de poder que representan y la falta de conocimiento de sus contendientes es muy factible que el PAN logre carro completo en el Estado de Guanajuato, ganando 15 distritos, de 15 distritos en diputa, más dos o tres plurinominales dado el lugar que ocupan en la lista.

Widget is loading comments...

No. 348

No. 348

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2014 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD