En nuestro País se han desatados paciones por el poder; durante la caída de Porfirio Diaz se protagonizaron eventos que muestran como el pueblo no ha sido actor de los cambios políticos, han sido los “lideres” quienes participan en las luchas por el poder.

 

El Doctor Francisco Martín Vázquez Gómez (1860-1933), en una conversación con Francisco Inocencio Madero, le dijo “la popularidad se adquiere muy fácilmente y se pierde del mismo modo: el prestigio es obra del tiempo y de muchos hechos meritorios, se adquiere con dificultad y difícilmente se pierde; usted tiene popularidad, pero no prestigio”.

 

La historia nos revela que la popularidad de Madero fue de corta duración; su falta de capacidad para gobernar son causas de su caída y observadores del régimen afirman que “siempre se le vio ostensible de popularidad”, el Doctor Vázquez Gómez decía “el que es cabeza de un Estado, debe primero tener cabeza”.

 

Se constata la falta de control de Madero durante su régimen, el nepotismo, maquinaciones e intrigas; fueron tantas las promesas incumplidas que pronto generaron el descontento ante la falta de un cambio luego de la caída de Porfirio Diaz.

 

En México Tierra de Volcanes se narran los hechos protagonizados por el general Manuel Mondragón y Félix Díaz en el enfrentamiento en la ciudadela y el hecho de que “el chaparrito” Francisco I Madero era incapaz de enfrentarlos con estrategia y no contaba con funcionarios eficientes, los cuales en su mayoría eran parientes del mandatario, que le asesoraran para enfrentar estos hechos que anunciaban su caída inminente.

 

Más aun, empoderó a Victoriano Huerta por derrotar a Pascual Ortiz, quien albergaba en su corazón vengarse de Madero, por haber sido retirado del puesto de batalla cuando estuvo a punto de apresar a Zapata.

 

Hay que apuntar que, al ser cuestionado Madero sobre el nombramiento de Huerta, se reseña “¿Y qué quieren que haga, si así lo quiere mi papacito y Gustavo?”, lo que revela la debilidad de su carácter y el control que tenía su familia en la toma de decisiones durante su régimen, lo que genera su caída.

 

Durante la toma de la ciudadela por Mondragón y Félix Díaz, Huerta no actuó, se mantuvo ausente en la defensa del régimen maderista y, por el contario pacto con el general Aureliano Blanquet de Toluca, para desalentar la intervención en contra de Mondragón Y Félix Diaz.

 

El 22 de febrero de 1913, no sin antes desarrollarse intrigas palaciegas protagonizados por Huerta, este se presenta entre vivas desde el balcón de Palacio Nacional, junto con Blanquet, y proclama que “desde hoy tendrán pan en vez de balas”.

 

Las hostilidades se dirimen, luego de que Huerta y Félix Diaz firman “el Pacto de la Ciudadela”, luego vendrá la presidencia de Huerta, pero sin la aprobación de Venustiano Carranza y Álvaro Obregón.  La historia de México está llena de intrigas por el poder, así como la falta de un auténtico estadista que lleve al País a un verdadero bien común.

 

Esta narración sobre esta época de la historia que tiene como centro a Francisco I Madero, admirado por Andrés Manuel López Obrador, pero al conocer la historia y la forma en que condujo al País revela su falta de capacidad de gobernar, como el incluir su familia, pero sobre su padeció por el fetichismo.

 

Es indudable la popularidad de AMLO, pero como dijo el Dr. Vázquez Gómez “la popularidad se adquiere fácilmente y se pierde del mismo modo”, la diferencia estriba en que hoy, el mandatario tiene el control de los medios de comunicación y de formas de presión para mantener el poder.

Widget is loading comments...
No 493 No. 493
SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

© 2023 Design by Inmersion Creativa

  •  

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD