Según el periodista, historiador y ensayista Daniel Cosío Villegas, la decisión más difícil de un mandatario dentro del sistema político mexicano está en la designación de su sucesor. Esto aplica para los gobiernos panistas del estado de Guanajuato que rápido adquirieron el arte de gobernar de forma antidemocrática.

 

La revista proceso nos revela en sus primeros números lo difícil que es desprenderse del poder, como el caso de Luis Echeverria Álvarez que llevó a cabo una fiesta a pocos días de terminar su sexenio en el que, con mariachis, cantaba “y sigo siendo el rey”, pero su reinado terminó, siguió José López Portillo, Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

 

Pero en el caso de Guanajuato, los gobiernos de Juan Manuel Oliva Ramírez y Miguel Márquez Márquez adoptaron el sistema priista al designar a su sucesor con el fin de mantener su poder y trascender a su sexenio.

 

Vicente Fox Quesada impulsó a Juan Carlos Romero Hicks, al término del cual, buscó imponer a Javier Usabiaga, pero la prematura muerte de su principal operador político, Ramón Martín Huerta y el control de Juan Manuel Oliva de la militancia impidieron la imposición del agricultor celayense. La reunión sostenida por Martín Huerta con Javier Usabiaga y Luis Ernesto Ayala fue documentada por los medios el día del accidente en que perdió la vida el Secretario de Seguridad.

 

Juan Manuel Oliva Ramírez, aún no terminaba su sexenio cuando comienza a perder su poder en el estado, pero impuso a Miguel Márquez Márquez, contra sus “hermanos fraternos” Ricardo Torres Origel (q.e.p.d.) y Gerardo Mosqueda Martínez. Márquez aprovechó la ausencia del aun mandatario en funciones para desligarse y crear su grupo político que le permitiera el control y poder designar a su sucesor a fin de mantener el control político del estado y buscar una proyección nacional.

 

Miguel Márquez comienza a construir su “cofradía” que le permita trascender e impulsar su presencia política en lo nacional, actos que muestran que no tenía el deseo de “regresar al rancho” como en innumerables ocasiones lo manifestó en el último año de su mandato estatal.

 

La realizad es que, con sus constantes apariciones en escenarios sociales y políticos, además de su manifiesto dicho en conversaciones con sus allegados, muestra su deseo de ser el candidato a la presidencia de la república por el PAN en 2024.

Pero, al “jefe de la cofradía de los pueblos del rincón” le falta mantener su “liderazgo”, pues al no lograr disminuir el liderazgo de su sucesor Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, le irá dificultando su ambición tomando en cuenta el crecimiento de Diego en el ámbito político nacional.

 

Diego Sinhué cuenta con un escenario natural desde el inició de su gobierno al enfrentar la falta de hidrocarburos por la pésima decisión de Andrés Manuel de cerrar los ductos para disminuir el huachicol, rechaza el Instituto de Salud para el Bienestar y preserva el Seguro Popular, impulsa la feria de Hanover, participa en la construcción de la alianza de gobernadores Centro-Bajío-occidente para impulsar la producción en la región y se pone a la cabeza del mismo.

 

Esto supera en mucho a su antecesor Miguel Márquez Márquez a quien se le debe reconocer la forma con la que borró del ámbito político a Juan Manuel Oliva Ramírez, creando la “cofradía arcoíris” con la que pretende trascender imponiendo como candidato al Senador José Erandi Bermúdez Méndez o a su hermana Noemí.

 

El tiempo político esta echado para adelante, pero existen aún muchos factores que intervendrán en la sucesión al gobierno del estado de Guanajuato, uno de ellos, es por supuesto, la intención del mandatario Nacional Andrés Manuel de cambiar el azul por guinda, en la que está apuntado Ricardo Sheffield Padilla, quien un lunes y el otro también trata de establecer su poder en Guanajuato, ya sea con clausuras o deshabilitando a aspirantes a las presidencias municipales.

 

Pero para el análisis que ahora nos ocupa, hay que decir que Diego Sinhué comienza a emprender su propia ruta y cuenta con un amplio escenario para brillar con luz propia, mientras que el EXGOBER Consagrado, Miguel Márquez Márquez no tiene los mismos reflectores, lo que reflejará la pérdida de poder, salvo que logre imponer a la gubernatura en 2024 a José Erandi Bermúdez Méndez o a Noemi Márquez Márquez.

Widget is loading comments...

No. 290

No. 290

© 2014 Design by Inmersion Creativa

SIRVIENDO A LA SOCIEDAD

  •